¿Qué saber antes de alquilar oficinas compartidas en Bogotá?

¿Qué saber antes de alquilar oficinas compartidas en Bogotá?

Antes de compartirle lo que debe saber acerca de las oficinas compartidas en Bogotá, aclararemos de qué se trata este nuevo concepto.

Las nuevas “Oficinas Compartidas en Bogotá” son espacios de trabajo que, como su nombre lo indica, se comparten con otras personas de diferentes empresas, sin relacionarse entre sí. La función es similar a la de un café, adicionando las comodidades y recursos de una oficina. Allí encontrará escritorios y salas ideadas para que una o más personas se acomoden para trabajar o llevar a cabo reuniones, pagando por un espacio cómodo en un ambiente profesional por las horas de uso.

Gracias a la comodidad del lugar y a las facilidades de pago – teniendo en cuenta que exige un presupuesto inferior al de una oficina privada –, las oficinas compartidas en Bogotá, son ideales para emprendedores o trabajadores independientes que requieren de servicios básicos como un computador portátil, teléfono y conexión a internet, para realizar sus labores.

Para entender mejor el término de oficias compartidas, a continuación le presentamos algunos detalles que debe saber:

Flexibilidad:

Los espacios de las oficinas compartidas en Bogotá están disponibles para usar cuando requiera y durante el tiempo necesario. Trabajan en función de horas, así que no es necesario crear contratos a largo plazo o con permanencia exigida, ya que usted podrá asistir cuantas veces requiera a la semana.

Sin horarios:

Podrá disponer del tiempo a su gusto y necesidad, sin verse en la obligación de cumplir horarios precisos, dándole libertad de ajustar su itinerario como mejor le parezca.

Espacio propio:

A pesar de que alrededor del tema de las oficinas compartidas en Bogotá está el imaginario de la falta de espacios privados, se dispone de zonas propias donde nadie más podrá interferir. Además, en situaciones donde deba llevar a cabo reuniones o presentaciones con clientes, estas oficinas cuentan con salas de juntas totalmente aisladas, que le proporcionarán la privacidad que necesita.

Socializar:

Hay quienes, a pesar de estar trabajando, tienen la necesidad de socializar para evitar una sensación de soledad. Las oficinas compartidas en Bogotá son un espacio perfecto para lograrlo. Incluso, si lo desea, podrá establecer relaciones profesionales.

Ubicación:

La mayoría de las oficinas compartidas en Bogotá están ubicadas en las mejores zonas empresariales de la ciudad, así podrá contar con una oficina que dé una buena imagen a su negocio.

Planes todo incluido:

Obtenga todas las comodidades de una oficina a menor costo, allí contará con todos los servicios públicos, servicio de aseo y zona de café, más todos los implementos tecnológicos que requiera (impresora, escáner, fotocopiadora, etc.), vigilancia 24/7, parqueadero y acceso a salas de reuniones. Todo esto pagando una sola factura.

Imagen profesional:

La imagen de su negocio mejorará notablemente, pues se verá más profesional al contar con una dirección de correspondencia real y ubicada en una excelente zona.

Sin embargo, a pesar de que todo parece ser perfecto en una oficina compartida en Bogotá, al no tener privacidad, se presentan inconvenientes que pueden incomodar a más de uno. Detalles como el ruido o el paso constante de personas, puede afectar la tranquilidad de algunos, especialmente de quienes deben trabajar en un espacio en total silencio. En este caso podemos decirle que una oficina compartida no es lo ideal, a pesar de que son espacios tranquilos, donde se respeta el espacio y concentración de los demás, habrá el ruido normal de un grupo de personas en constante movimiento o atendiendo llamadas.

Ahora bien, si considera que en una oficina compartida en Bogotá ha encontrado la solución a sus necesidades, no dude en contactarnos, con gusto le asesoraremos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.