Mantenimiento y cuidado del mobiliario de tu oficina de trabajo

Se ha demostrado que un entorno en mal estado impacta negativamente en la productividad. Esto por lo regular reduce la capacidad para concentrarse y la motivación de los trabajadores. Por ello la importancia del mantener una oficina de trabajo en óptimas condiciones. 

¿Cómo realizar el mantenimiento y cuidado del mobiliario de tu oficina de trabajo? 

Para asegurarse de que la productividad de tus colaboradores no se vea afectada por el estado de los muebles de trabajo, aquí te damos algunos consejos sobre cómo mantener los muebles de tu oficina personalizada en buen estado según su tipología y características:

Sillas de tapicería. Es incómodo trabajar con una silla vieja y sucia de oficina, pues esto afectará tu productividad. Para un mejor mantenimiento, límpiala cada semana con el producto adecuado dependiendo su material. Si es de tapicería convencional te recomendamos que la aspires o cepilles suavemente con un paño que no deje residuos.

Silla de cuero. Límpiala con un paño más suave y algún producto tipo silicona que quite el polvo y de brillo; también puedes usar un trapo húmedo con las sillas de madera.

Escritorios. Uno de los muebles en donde se concentran más elementos y por ende tiende a desordenarse con facilidad, esto puede causar perdida de concentración, ya que ahí es donde realiza la mayor parte de tu trabajo. Por eso es importante que lo mantengas organizado y deseches lo que ya no sirve. Dependiendo del material basta con limpiar con un paño y un líquido limpiador básico para superficies metal, madera o vidrio.

Escritorio de madera. Utiliza un paño seco para eliminar el polvo y los residuos acumulados en la parte superior. Para eliminar los residuos más difíciles de quitar, es mejor que uses un paño húmedo con limpiador o puedes usar una solución de jabón suave con agua tibia. Evita el uso de químicos agresivos que puedan dañar tu escritorio. Para ello, siempre consulta las instrucciones de cuidado del mismo.

escritorio oficina personalizada

Sillones. Son muebles necesarios en toda empresa, que se pueden limpiar dependiendo de las características basadas en su material.

Sillones de cuero. Se deben mantener alejados de los rayos del sol para un mayor cuidado. No se recomienda que uses limpiadores abrasivos o a base de alcohol, ni tallarlos fuertemente cuando los limpies.

Sillones de madera. Requieren un mayor cuidado y no exponerlos a la luz directa del sol, al exceso de humedad o a las bajas temperaturas.

Accesorios de oficina. Por lo regular toda oficina cuenta con accesorios para dar una mejor impresión y atmósfera, como libreros o mesas de estar. Todos estos muebles, en la mayoría de los casos, están hechos de madera que puedes limpiarlos primero con un paño seco para remover el polvo y un paño húmedo para retirar la suciedad más difícil.

Tipo de textura. La mayoría de muebles están cubiertos de cuero, cuerina o tela, es importante que tengas cuidado con los dos primeros al no exponerlos al sol directamente, mientras al último le debes retirar el polvo solo con paño seco.

También te va a interesar: ¿Por qué es importante el entorno para promover la productividad?

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?