¿Qué son las oficinas compartidas?

¿Qué son las oficinas compartidas?

Con la llegada del nuevo siglo ha habido un importante cambio de paradigma sociocultural gracias a la conexión y la inmediatez que ofrece la internet. Con ello se ha demostrado un quiebre en la tradición alrededor de los espacios de trabajo y Colombia no ha sido ajeno a esta evolución, ya que además de la creciente posibilidad del teletrabajo (trabajo remoto), también ha nacido la alternativa del coworking; más específicamente de las oficinas compartidas en Bogotá.

Las oficinas compartidas, como su nombre lo indica, consisten en un espacio en el cual convergen equipos laborales pertenecientes a diferentes empresas o marcas. Es decir, personas expertas en variadas especialidades conforman un entorno para llevar a cabo tareas específicas para marcas personales, familiares o de gran escala. Bogotá, la dinámica capital colombiana, como uno de los ejes comerciales más influyentes de Latinoamérica ha se ha mostrado abierta al desarrollo cultural alrededor de la cultura del trabajo, haciendo que las oficinas compartidas en Bogotá sean cada vez más proliferantes y especializadas para todo público.

El punto fuerte de las oficinas compartidas en Bogotá es que, además de permitirles a las personas disfrutar de un espacio más adecuado mientras llevan a cabo sus tareas, también reducen considerablemente los gastos en los que, naturalmente, se incurre al poseer una oficina propia. Dichos gastos van desde lo necesario para estructurar un espacio óptimo de trabajo (equipos electrónicos, implementos de trabajo, mobiliario, cafetería, seguridad, etc.), hasta la inversión constante para la manutención del espacio (mantenimiento de equipos, servicios públicos, abastecimiento, limpieza, etc.).

Entonces, al comprender que las oficinas compartidas en Bogotá no sólo representan un ahorro importante en recursos, sino una posibilidad para incrementar la productividad del equipo, más empresas situadas en la capital han optado por adquirir los servicios de una oficina compartida.

Ahora bien, aunque muchos ya estamos familiarizados con el término “Coworking” es importante saber que existe gran diferencia entre éste y la filosofía de una oficina compartida. Para empezar, el coworking se trata de una metodología de trabajo donde no existen las jerarquías y todo el equipo se encarga de darle el ritmo y la personalidad a la oficina. Este método es reconocido por su frecuente desarrollo de reuniones de equipo para resolver asuntos tanto laborales como interpersonales. Por otro lado, las oficinas compartidas en Bogotá, aunque promueven un espíritu de unión y colaboración, se traducen en espacios donde dos o varios equipos de trabajo coinciden para llevar a cabo sus tareas de modo independiente, es decir, sin interferir directa o indirectamente en la labor de los demás, a menos claro que sea 100% requerido.

 

Oficinas Compartidas Bogotá

Oficinas Compartidas Bogotá

3 Beneficios de contratar oficinas compartidas en Bogotá

Ubicación estratégica

Para nadie es un secreto que la capital colombiana comprende un territorio considerablemente extenso frente a otras importantes capitales del mundo. Las oficinas compartidas en Bogotá están ubicadas en diferentes puntos clave de la ciudad, que no solo facilitan la movilidad de quienes hacen uso de éstas, sino de los clientes que se acercan para llevar a cabo una reunión. Asimismo, las oficinas compartidas tienden a estar cerca a puntos estratégicos como restaurantes para todos los gustos y públicos, estaciones de transporte y fácil acceso a vías principales.

Identidad corporativa profesional

A pesar del errado imaginario de algunas escasas personas, las oficinas compartidas en Bogotá cuentan con un diseño y una filosofía que ofrece calidad de principio a fin. El paradigma de las oficinas tradicionales ha quedado de lado y los clientes más modernos (aquellos que cuentan con una visión más extensa sobre el mundo de los negocios) comprenden cuán importante es el dinamismo que ofrece el coworking de este tipo de oficinas y ello, en vez de quitar, añade valor profesional a las actividades que se llevan a cabo en estos entornos. Adicionalmente, las oficinas compartidas en Bogotá cuentan con todas las demás comodidades de una oficina tradicional, como una dirección comercial, recepción y envío de mensajería, líneas telefónicas privadas, internet Wi-Fi, servicio de cafetería, parqueaderos, salas de juntas, salones de eventos y equipos electrónicos, entre otros.

Prestigio

Las oficinas compartidas en Bogotá, además de contar con una ubicación estratégica, tienden a estar en puntos de renombre en la ciudad. Esto puede ser en cerca al sector de la calle 85, el parque de la 93 y en el reconocido barrio Chicó Navarra; todos puntos de considerable flujo y prestigio en la ciudad. En el momento en que un cliente recibe información de una empresa que lleva a cabo sus labores en estos puntos, su imaginario alrededor de la marca se posa en un canal de prestigio, dándole un valor aún más relevante a su empresa.

Teniendo en cuenta todos los beneficios que usted puede recibir al contar con los servicios de este sistema de trabajo, le recomendamos que se ponga en contacto con los expertos sobre oficinas compartidas en Bogotá, donde usted no sólo podrá recibir más información al respecto, sino también los mejores consejos para encontrar las mejores oficinas de la capital colombiana.

No Comments

Post A Comment