¿En qué consiste la técnica pomodoro en el trabajo?

Si necesitas más productividad en tu trabajo, simplemente sigue estos consejos para sacar el mayor provecho de tu jornada laboral. Con estos tips te explicaremos en qué consiste la Técnica Pomodoro y cómo puedes hacer de ella tu mejor aliada en el cumplimiento de tus metas y compromisos laborales.

¿En qué consiste esta estrategia?

El creador de este ingenioso método fue el italiano Francesco Cirillo, quien tenía problemas de concentración en sus estudios universitarios cuando terminaba la década de los ochenta. Sintió la necesidad de administrar mejor su tiempo y también mejorar su productividad.

Esta técnica consiste en alternar entre 25 minutos de trabajo, que equivalen a un “pomodoro”, y 5 minutos de descanso. Después de cuatro “pomodoros” podemos tomar un descanso más prolongado que puede ser entre 15 hasta 30 minutos. En estos tiempos de descanso podemos aumentar la motivación, la concentración y la disminución de distracciones en nuestro trabajo.

Esta estrategia puede ser utilizada solo para ti o para un grupo de personas que necesitan cumplir diferentes tareas a lo largo del día. También ha sido sugerida para estudiantes de colegios y universidades, así como para grandes empresas y coworkings.

¿Qué necesitas para implementar este método?

Al comenzar el día, la técnica te propone convocar a una reunión y seguir los siguientes pasos:

  • Paso 1: Analiza qué tareas necesitan más prioridad o cuáles son más complejas de realizar. Estas deben ser las primeras en ser completadas.
  • Paso 2: Proponle a tu equipo que programe en un temporizador 25 minutos y que trabajen en cada tarea durante ese tiempo. Deben contabilizar cada pomodoro que hayan necesitado para cada tarea.
  • Paso 3: Durante ese tiempo, trabajar de manera intensiva. Hacer anotaciones cuando termine el tiempo y tomar un descanso de 5 minutos.
  • Paso 4: Después de cuatro sesiones de trabajo, es decir pomodoros, descansar entre 15 a 30 minutos.
  • Paso 5: Repite el ciclo y escribe cuántas sesiones necesitaste para cumplir cada tarea.

Al finalizar el día, revisa con tu equipo la gestión de estas tareas y cuenta cuántos pomodoros se necesitaron para su realización.

Debes tener en cuenta que, durante los 25 minutos, si hay interrupciones urgentes como por ejemplo alguien pide ayuda en resolver una tarea, esta estrategia propone lo siguiente:

  1. Debes comunicar que estás ocupado en este momento.
  2. Buscar el momento para resolver la tarea del compañero.
  3. Convocar a una reunión urgente si es necesario.
  4. Llamar al compañero cuando la sesión pomodoro haya terminado.

No necesitas realizar esta técnica todos los días. Si ves que te funciona, puedes implementarla de vez en cuando con tu equipo de trabajo. Lo importante es alcanzar la mayor productividad y concentración que necesites para cumplir con las metas y compromisos de cada mes.

En varias oficinas de Bogotá ya están llevando a cabo esta técnica. Algunas personas dicen que, al trabajar entre dos compañeros, pueden disminuir todavía más las interrupciones y mejorar la productividad en el trabajo al finalizar el día. Además, se ha percibido un aumento en la creatividad y satisfacción en los participantes.

¿Por qué es importante aplicar un sistema así?

El método de proponer varias pausas de tiempo durante una jornada laboral incrementa la agilidad mental y mantiene la atención durante más tiempo.

Esta técnica es muy simple, y casi cualquier persona puede realizarla si la necesita. Cada vez es más popular en internet y ha sido la inspiración de muchas aplicaciones, especialmente en tablets y celulares.

Esta es una estrategia entre varios métodos en la gestión del tiempo. Ahora que ya la conoces, puedes ponerla a prueba para ti o con tu equipo de trabajo. Si la productividad en tu trabajo es tu mayor preocupación, no lo dudes, esta es tu mejor opción.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?