Tips para decorar una oficina Coworking

Una oficina de coworking nace ante la necesidad de ofrecer a los trabajadores independientes y a algunas empresas, la posibilidad de contar con un ambiente laboral con costes más bajos a los de montar un espacio propio. Es un segmento de mercado en amplio crecimiento, pero que requiere una imagen fresca y moderna.

Factores a tener en cuenta

Debes tener en cuenta que no solo se trata de un lugar donde se pueda trabajar, sino que en él confluyen profesionales de diversos sectores que intercambian ideas y buscan ampliar su red de contactos. Por ello, los diseños deben ser amigables y versátiles.

Iluminación: 

Es un hecho que para realizar nuestras labores cotidianas necesitamos una buena iluminación. Si tu espacio tiene una buena iluminación natural, instalar vinilos adhesivos tipo esmerilado o frosted en los ventanales es un gran recurso para difuminar reflejos. Por el contrario, si requieres instalar luminarias en el techo, debes acompañarlas con iluminación complementaria en puntos estratégicos, como escritorios y áreas de lectura. La mejor opción es utilizar bombillos LED que contribuyen con una luz eficaz, son de larga duración y te ayudan a ahorrar energía. Combinar los tipos de luz (cálida o fría) cambiará la sensación de comodidad al interior del ambiente.

Muebles:

 Elegir el mobiliario adecuado es uno de los puntos principales para optimizar el uso del espacio y brindar la mayor comodidad a las personas que acuden a laborar. Es una buena opción disponer mesas rectangulares y amplias en las que se pueda poner con facilidad los elementos de trabajo (portátiles, cuadernos de notas, proyectores, etc.) sin molestar a los demás usuarios. Hay disponibles escritorios y estantes que favorecen a una buena organización del espacio. Si no contamos con un espacio amplio, lo ideal es optar por aquellos que aprovechan los espacios de las esquinas. En cuanto a las sillas, recomendamos adquirir las de diseño ergonómico que aportan comodidad mientras cuidan la salud de los trabajadores.

Colores: 

Los colores del entorno nos ayudan a transmitir y percibir diversos sentimientos. En tal sentido, debes buscar los tonos que contribuyan a mantener la armonía durante la jornada. Hay colores asociados a la productividad y la creatividad, como el azul, el morado y el verde. Debes tener en cuenta, además, los colores de tu logotipo que deben estar incluidos en la decoración del ambiente mediante detalles en la pintura o accesorios, reforzando tu identidad corporativa. Para los colores predominantes o base sugerimos la utilización de colores neutros como gris, blanco, beige o crema. Siempre valora que lo que se busca es un espacio para laborar que no debe estar sobrecargado de colores.

Accesorios: 

Como punto final y complementario, juegan un papel muy importante los cuadros y adornos. Creemos que emplear cajas decorativas y pequeñas cestas para guardar papelería y objetos pequeños brindará una percepción de organización con personalidad propia. Los libros de consulta también pueden ser aprovechados como elementos decorativos en estanterías. Siempre considera el tono de las paredes y muebles para ubicarlos de manera armónica.


Organización: 

Estos ambientes suelen caracterizarse por contar con poco espacio, por lo que resulta muy importante mantenerlo organizado y en orden. Colocar etiquetas señalando los objetos que se usan con mucha frecuencia es una buena idea. Los papeles, lápices y útiles de escritorio siempre deben estar reservados en un espacio propio para no proyectar una imagen de desorganización. Siempre revisa que no estén a la vista cosas innecesarias que inculquen una sensación de desorden.

Concluimos que el ambiente del coworking es muy importante porque influye en la productividad y el bienestar de tus clientes, por lo que siempre debe transmitir creatividad, organización y productividad.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?