¿Qué es una oficina flexible? Dinamismo vs personalización

Oficinas flexibles en Bogotá

Con los cambios que vivimos a diario en todos los aspectos de la vida, los desafíos que una empresa debe afrontar son cada vez más inesperados y complejos. Es por esto que, si eres un emprendedor y recién incursionas con tu negocio, una oficina flexible te puede optimizar muchos procesos.

Estamos hablando de nuevas tecnologías, cambios en las formas de hacer negocios, nuevas exigencias en el mercado mucho más específicas y colaboradores dispuestos al cambio. Estos, entre otros, son los desafíos que una empresa debería tener presentes antes de mover cualquier ficha en el tablero.

Es como el juego de ajedrez, aunque no conozcas al otro competidor, conoces muy bien tus fichas y los movimientos que cada una tiene permitido hacer.

Oficinas del siglo XXI

Una de las fichas claves a considerar en una empresa es su sede principal de operación (headquarters). En ella se concentra toda la personalidad y simbología en torno a la marca. Hay un sinfín de beneficios cuando se decanta por oficinas flexibles, pues permiten sobrellevar los desafíos más inesperados y complejos del nuevo milenio.

Flexibles

La flexibilidad de las oficinas propicia un sitio de trabajo adaptable a las preferencias del ocupante con el objetivo de diseñar espacios de cocreación. La variedad de ambientes es extensa, pero se reúnen en algunas características principales:

  • Trabajo colaborativo o coworking
  • Espacios amoblados
  • Equipamiento con tecnología innovadora

Al ser los colaboradores quienes conforman una pieza crucial y valiosa, su productividad es directamente proporcional al nivel de bienestar laboral, y aquí se incluyen las instalaciones y herramientas disponibles de trabajo. Por este motivo, es una gran oportunidad invertir en espacios flexibles al cambio y al crecimiento.

Esto no solo permite retener al mejor talento humano, sino también lo atrae. La idea de compartir no solo mobiliario, sino también las ideas, es un elemento imprescindible a la hora de lograr el éxito en cualquier movimiento relativo a los negocios.

Dinámicas

La resistencia a los efectos negativos de los nuevos desafíos inesperados y más complejos se traduce en dinamismo. Las oficinas físicas no van a desaparecer, por más nuevos desafíos inesperados y difíciles de sobrellevar que vengan, es por eso que son necesarios los espacios para cocrear que involucren nuevas tecnologías, un mobiliario variable, y por supuesto las ideas de los trabajadores.

En este sentido, la tendencia nos muestra que cada vez son más quienes de forma ingeniosa se unen a esta solución efectiva y rápida de coworking.

Personalizables

Una oficina flexible es personalizable hasta cierto punto, pues recuerda que hay espacios que puedes compartir con otras compañías, mientras que las oficinas amobladas y privadas es donde si cuentas con un espacio exclusivo y menos formal.

Con esta aclaración ya sabrás que oficina se adapta a tu empresa y tus necesidades, ya que ambas son soluciones eficaces para desempeñar bien cualquier labor.

Ahorro

Esta es la solución que las empresas competitivas del mercado prefieren, porque permite llegar al éxito reduciendo gastos operativos que en una oficina tradicional serían imposible de esquivar. A esto se le añade la inversión al bienestar de una de las piezas más importantes de la empresa: los colaboradores.

El ahorro es producto de compartir los espacios y servicios: línea de teléfono, energía, impuestos, arriendo de local, servicios básicos de cafetería, entre otros. Esto aumenta la sostenibilidad de las instalaciones y la rentabilidad de las negocios.

Con estas aclaraciones ya sabrás que oficina se adapta a tu empresa y tus necesidades, puesto que ambas son soluciones eficaces para desempeñar bien cualquier labor.

También te va a interesar: Crecimiento de las oficinas compartidas en Bogotá

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?